domingo, 24 de octubre de 2010

Caín Velásquez: El domador de bestias


El día de ayer sábado 23 de octubre se dio el enfrentamiento del año en las luchas mixtas "vale todo”. Brock Lesnar Vs Caín Velásquez. Desafortunadamente no pude ver la lucha en vivo, pues mi asistencia a una boda familiar desde el almuerzo me dejó fuera de combate y con una congestión alcohólica que dejó como secuela un dolor de garganta mientras escribo este post.

Brock Lesnar sólo lo puedo resumir en una palabra: un monstruo de tirar madrazos. Un verdadero atleta que en su corta carrera ha sido luchador olímpico, luchador profesional de la WWE, defensa de los Vikingos de Minnesota, para después pasar a ser, desde el 2008 y a la fecha, super estrella de la Ultimate Fighting Championship. He visto pocas peleas de Brock en la UFC, porque en realidad son pocas las veces que ha aparecido, pero enseguida notas su poder. Una bestia de 1.91 mt y de 120 Kg de puro músculo. Lo más impresionante de Brock es su capacidad de aguante. Es capaz de recibir y aguantar los mejores golpes de su enemigo, padeciendo tal vez el síndrome de Homero Simpson, para después dejar caer una lluvia de golpes en unos segundos para dejar nockeados a sus contrincantes.

Caín Ramírez Velásquez, nacido en California, pero de padres mexicanos, es un joven de apenas 28 años que ha incursionado en la UFC. De 1.88 mt y con 110 Kg. se situó rápidamente en la cima del campeonato con un record de 8 victorias y 0 derrotas.

Las condiciones estaban dadas. La lucha por el campeonato peso completo de la UFC estaba en juego. Brock Lesnar arriesga su campeonato para demostrar que no existe rival para él desde hace un par de años. Caín por su parte era el contrincante débil, al menos en papel, pues tenía menos experiencia y menor físico. Si me preguntan, no tenía favorito. He sido fan de Brock Lesnar desde la WWE y lo considero un excelente peleador callejero. Por otro lado, la corta carrera de Caín y su nombre mexicano siempre deja un aire de pertenencia y de nacionalismo, tal vez infundado. Lo único que quería ver en la pelea del año, era una lluvia de golpes, mucha sangre y una carnicería digna de una pela callejera de maras salvatruchas pero con 50 kg de músculos de más.

¿Cuál ha sido mi sorpresa al despertarme este domingo, aparte de la cruda encima? Chequen nada más el video completo de Brock Lesnar Vs Caín Velasquéz



Que alguien me explique qué le pasó a Lesnar. Seis golpes de Caín en la nuca de Brock fueron suficientes para aturdirlo (minuto 4:00 al 4:20). Chequén el minuto 4:29 cuando Brock quiere reincorporarse y se pierde el equilibrio hasta caer sólo. A partir de ese momento Brock no pudo levantarse y Caín aprovechó para asentarle unos buenos madrazos en la cara durante un minuto, hasta que el referee suspende la golpiza. Tres minutos en total dura la pelea. Decepción total. Hay que darle todos los créditos a Caín, quien propinó los golpes en el momento esperado, pero insisto, fue más lo que dejó de hacer Brock. Ni un golpe dio, al final fíjense en lo intacto de Caín y vean el pómulo de Brock con una cortada de unos 6 centímetros.

En el fondo me da mucho gusto. Lesnar se caracteriza por burlarse de sus contrincantes y ser un payaso dentro y fuera del ring. Esperemos que ahora Caín sepa defender el título con dignidad y nos brinde más gloriosas peleas en su carrera y aumente su record de invicto.

P.D. Próximamente hablaremos de Dos caras Jr y su incursión en la WWE. No desesperéis.